22/08/2018
2018-Julio

marina safor

Cultura Edicion Nº2017-Abril
Hasta el 30 de diciembre

Diego Mestre expone Bestiarium en El taller de Mamá Hoja de Gandia

CS web 1/12/2017

Invitación para la inauguración de la muestra

Web de la Associació de la Premsa Comarcal Valenciana

Publicidad en www.cronicadeoliva.com

Suplemento presentación Associació de Premsa Comarcal Valenciana

   Como en los antiguos bestiarios, Diego Mestre presenta una colección de retratos de animales, realizados en tinta china, grafito, acuarela y óleo como principales protagonistas de esta exposición. Son animales de gran fuerza visual, cercanos y a la vez desconocidos, mostrados con la meticulosa precisión de un ilustrador, como si fueran destinados a un elegante tratado de zoología.
   Esta temática, utilizada ampliamente en el mundo gráfico así como su representación naturalística en extremo, se ve de repente interpelada por los materiales de soporte utilizados: cartones y papeles de conocidas marcas comerciales reciclados en combinaciones (a veces disonantes) con los dibujos de los animales. La superposición de los elementos tipográficos con los figurativos nos lleva a observar estos animales desde un punto de vista inusual e indudablemente nos hace reflexionar sobre el creciente alejamiento entre la naturaleza y el ámbito urbano en que se mueve mayoritariamente el hombre del siglo XXI y también sobre cómo el ser humano influye en el entorno animal.
   El autor intenta metaforizar todo esto utilizando técnicas que no son las adecuadas para este tipo de soportes materiales en que se pueden intuir paralelismos, un punto irónicos, entre las marcas modernas y las bestias representadas: Ikea con roedores, McDonald’s con los cerdos, Amazon y la tortuga, etc. También en los antiguos Bestiarios cada ilustración se solía acompañar de una moraleja que explicaba la función que cada ser vivo tenia en el mundo.
   En esta combinación poco ortodoxa de materiales y figuras se aprecia la influencia que el cartellismo ha ejercido sobre el autor, sobretodo en la serie Aus, donde las figuras se adaptan a las letras del papel reciclado.
   El cartel -según E. Satué, diseñador e historiador- fue desde su origen una propuesta de lectura de imágenes didácticas, rotundas, atractivas, divertidas y con frecuencia cultas. El lenguaje sintético y chillón del cartel se resiste a perecer. Ahora tiende a expresarse mediante otros soportes. Ahí está en todo caso, el futuro del cartel.
   Desde esta perspectiva Diego Mestre emplea nuevos soportes, tipografías altamente conocidas en nuestro entorno y una técnica de dibujo y acuarela tan depurada que cuesta diferenciar cual es imagen impresa y cual artística. Con él se abre una nueva ventana hacia el futuro de la obra gráfica artística.
   Abundan trabajos de excelente caligrafía a tinta, mientras en otros utiliza el color de las acuarelas, sobretodo en las series Aus e Insectes. Pero algunas de las obras expuestas -pensemos en El Gat y El Gos de mayor formato, cromatismo y técnica al óleo- transmiten con su cercanía y con la intensidad de su mirada una fuerza que incita al espectador a atribuirles actitudes y estados anímicos próximos a los que se consideran específicos de los humanos.
   Bestiarium constituye una espléndida muestra de buenos dibujos y contenida utilización del color sobre una base sorprendente donde se superpone el dispar y multiforme mundo de los animales y la cotidianeidad más abrumadora, como son los residuos de envoltorios o las instrucciones de montaje, sin decantarse el artista sobre quienes son los protagonistas; animales o papeles?.


Compartir
Realizado con Open24.Resolucion recomendada 1280x1024.
Navegador recomendado:Mozilla Firefox    Compatible con: Google Chrome 4 Beta+ || Apple Safari 4+ || Internet Explorer 8+